ALDO POLANCO, BENEFICIARIO COOPERACIÓN SUIZA